Jugadoras del equipo de fútbol femenino de la Universidad de Murcia.

“¿Que como llegamos a practicar este deporte?, pues dejando las muñecas de lado”

El equipo de fútbol 7 femenino participó en el campeonato de España universitario

El despacho de la vicerrectora de Extensión Universitaria, Mercedes Farias, se desbordó de deportistas el pasado jueves 10 de abril para desearles buena suerte en su participación en los campeonatos de España Universitarios, celebrados en distintas universidades españolas entre los días 22 al 24 de abril.

Un momento de la entrevista con las jugadoras de Fútbol 7 de la Universidad de Murcia.
Un momento de la entrevista con las jugadoras de Fútbol 7 de la Universidad de Murcia.

Farias les hizo saber a todos que “Para la Universidad de Murcia es un auténtico honor el que vayáis a competir representándonos en los campeonatos de España Universitarios 2014. Queremos transmitiros nuestro apoyo y nuestro entusiasmo, y, sea cual sea el resultado, sed conscientes de que estamos muy orgullosos de vosotros, porque representáis el auténtico deporte universitario, es decir: aquel que practican una serie de gente que, además de estar estudiando una carrera, dedican su tiempo y esfuerzo a practicar algo tan hermoso como un deporte”.

Fútbol rápido

El fútbol 7 surgió en la década de los sesenta, y se conoce  también como fútbol rápido. Se juega en la mitad de un campo de fútbol 11 por siete jugadores y prácticamente no existe el fuera de juego, una de las mayores diferencias con el fútbol 11.

futbol femenino 1Fernando López Núñez, técnico del Servicio de Deportes de la Universidad de Murcia, nos informa de que en nuestra región no existe competición de fútbol 7, de ahí que la mayor parte del tiempo, las integrantes del equipo de fútbol 7 femenino, jueguen al fútbol sala y también al fútbol 11 la mayoría de los días”

“¿Que como llegamos a practicar este deporte?, pues dejando las muñecas de lado”, dice una de las jugadoras. “En mi caso –comenta otra- tengo dos hermanos mayores, y siempre los he visto jugar al fútbol. He probado muchos deportes, pero siempre he vuelto al fútbol. Al final me federé en fútbol sala hace 12 años. Y ahora además me he metido en esto del fútbol 7, y me gusta”, asegura.

Fútbol femenino 3

“¿Y es parecido el futbol 7 al futbol sala?” Aquí la risa es general y estruendosa: “¡No!”, contestan todas casi al unísono. Y ponen al cronista en antecedentes: el fútbol sala se juega en pabellón, es mucho más rápido, el equipo lo forman cinco y el campo es de 20×40 metros, se juega en un campo de balonmano, las porterías son mucho más pequeñas… y el balón cambia de tamaño. El balón de fútbol 7 bota muchísimo, cuesta más controlarlo. Las porterías de fútbol 7 tienen la misma altura, pero son más anchas, se juega en césped artificial o natural…

Si te gusta, puedes hacerlo compatible con los estudios

¿Cómo hacéis compatible la práctica y el entrenamiento de este deporte y los estudios?,  “Resulta complicado –contesta una jugadora- porque varias de nosotras, además de estudiar, también trabajamos. Pero se trata de que te guste: si te gusta, sacas tiempo para compatibilizarlo”.

Y el hecho de tener que compatibilizarlo con vuestros estudios, ¿os obliga a ser especialmente organizadas y rigurosas en el reparto del tiempo?

En este punto se refieren a la necesidad de ser organizadas y rigurosas en la organización de un tiempo que es escaso cuando se trata de repartirlo en varias prácticas: “El hecho de participar en un deporte de equipo te aporta valores como la disciplina o el compañerismo, que siempre los puedes trasladar a tu vida diaria”. De todas formas, aseguran que tienen un horario organizado de partidos y entrenamiento, “por lo que sabemos con lo que nos enfrentamos y podemos organizar nuestro tiempo con antelación”. Además, dicen que ya llevan tiempo haciendo compatible deporte y estudios, por lo que se trata de algo “con lo que estamos acostumbradas a convivir”.

Obligatoriamente disciplinadas

“La diferencia es que podemos tener más fuerza de voluntad que alguien que no está acostumbrado a esforzarse físicamente, o a levantarse temprano un fin de semana para competir… en definitiva tenemos más disciplina, pero obligatoriamente”. “Al final se trata de un equilibrio: el deporte te quita tiempo por un lado para los estudios, pero también te lo aporta”, comentan.

Entrenan un mínimo de dos veces a la semana, más el partido, y la mayoría practican otros deportes, que van desde el pádel o el tenis al atletismo, e incluso disciplinas tan concretas y exigentes como el triatlón.

La selección de la Universidad de Murcia cuenta incluso con participación internacional: Lara Gehrman, una estudiante Erasmus procedente de Alemania, que cursa Ciencias del Deporte.

La dictadura de lo masculino

Son conscientes de que el fútbol continúa considerándose un deporte eminentemente masculino, aunque tienen claro que la morfología de la mujer se adapta perfectamente a su práctica: “todo se reduce al tema económico, ya que no existen patrocinadores que promocionen el fútbol femenino”. “Pero es lo único que le falta –aseguran- ya que la pasión por el fútbol entre las mujeres es innegable que existe”.  Por otro lado, una queja general es que “los medios de comunicación prácticamente no les conceden atención alguna”.

En este punto de la promoción del fútbol femenino, interviene la vicerrectora para aclarar que la Universidad de Murcia tiene firmado un convenio con la federación de fútbol de la Región de Murcia para el fomento específico del fútbol femenino, “Siendo mujer –comenta- me parecía muy mal no hacer desde un vicerrectorado políticas específicas de género”.

“Realmente no tenemos nada que envidiar a los chicos”, asegura la entrenadora, Sonia Carbonell, “Es cierto que existen diferencias, sobre todo a nivel fisiológico (ellos son más fuertes y más rápidos), pero en cuanto a técnica no. Las integrantes de la selección nacional femenina, por ejemplo, poseen una técnica asombrosa”.

Disciplinadas y cohesionadas

Además, comentan que existe otro hecho a favor de las mujeres en ésta y en otras prácticas deportivas: “que las mujeres somos muy disciplinadas, y nos entregamos mucho a nuestros equipos”.

Una de las quejas que exponen, es la reivindicación de buenos árbitros para sus encuentros “ya que se destinan a arbitrar nuestros encuentros árbitros que están empezando y que no se amoldan a la importancia del partido”. “Algunos –comenta una de ellas- desconocen tanto esta modalidad de deporte femenino, que piensan, incluso, que  el tiempo es menor para las chicas. Lo desconocen todo”.

Para la entrenadora, lo importante es que el grupo funcione, “y este equipo funciona, está muy cohesionado, hay muy bien ambiente en el grupo, afirma la entrenadora”. Y esto es algo que se pone de manifiesto al final de la reunión, cuando Mercedes Farias comenta que el día previsto para una competición femenina de fútbol en la Universidad de Murcia, seguramente ya no será vicerrectora, “pero subiré a veros” –asegura. A lo que alguien replica: “Puedes jugar con nosotras”. “Puedes ser árbitro”, comenta otra, ante la carcajada general.

Integrantes del equipo de Fútbol 7 femenino de la Universidad de Murcia

APELLIDOS

NOMBRE

FAC./ESC.

ALVAREZ ALVAREZ ELENA

ECONOMIA Y EMPRESA

ALVAREZ ALVAREZ ANA

EDUCACION

BELLIDO ALCOLEA NAOMI

BIOLOGIA

CABALLERO PEREZ ANGELA Mª

FILOSOFIA

GARCIA MARTINEZ Mª SALUD

CC. DEL DEPORTE

GEHRMANN LARA

CC. DEL DEPORTE

LOMAS ALBALADEJO MARIA

CC. DEL DEPORTE

LOPEZ DOMINGUEZ MONICA

EDUCACION

LOPEZ SANTIAGO MARIA

CC. DEL TRABAJO

MATEO GONZALEZ Mª TERESA

CC. DEL DEPORTE

MORATALLA LOPEZ Mª ISABEL

BIOLOGIA

ROS ORTUÑO ANA

CC. DEL DEPORTE

VARGAS RUIZ BEATRIZ

MEDICINA

VILLASCUSA MARIN MARIA

DERECHO

 

Entrenadora: Sonia Carbonell Peñalver.