Murcia y el arrebato misional en el siglo XVIII

Ya se encuentra disponible la nueva obra de Antonio Peñafiel Ramón : “Murcia y el arrebato misional en el siglo XVIII

Que la iglesia ocupa un papel dirigente básico en la sociedad del Antiguo Régimen es cosa sabida. Que el sermón mantiene un aspecto de rivalidad con el teatro, es cuestión estudiada desde hace tiempo. Pero, ¿y la misión? ¿Qué debemos entender por ella? ¿Quiénes son los misioneros? ¿Cuál es su actuación en pueblos y ciudades? Porque los misioneros tienen también estudiadas- y por supuesto aprendidas- sus leciones y pasos a dar.

Forma especial de apostolado, dedicándose durante varias semanas a la evangelización de un conjunto de parroquias e, incluso, de una diócesis entera, intentaban conmocionar la conciencia colectiva a través de toda una interesante serie de recursos. Mostrando la ira de Dios, clamando contra los vicios de la población, exhortándoles, pues, a la penitencia. Por encima de todo, era preciso pedir perdón a Dios, cuya justa ira debía ser calmada, a través, por supuesto, de procesiones y peticiones, como forma ,además, de romper lo cotidiano, de manifestación de lo extraordinario, en un momento de “posible” relajación de costumbres. Sirviéndose para ello de, todo un conjunto de elementos visuales, plásticos, musicales o luminosos hasta la entrega de, incluso, una serie de impresos con ejemplos edificantes. Los misioneros demuestran, pues, un gran conocimiento de psicología popular, y saben llegar al corazón del auditorio. Siendo los principales ejemplos al respecto los siglos XVII y XVIII, ocupándonos ahora de la presencia de un jesuita, el Padre Calatayud, para la primera mitad de este segundo siglo, y un capuchino, Fray Diego de Cádiz, para finales ya de esta centuria.

Llegados a Murcia en momentos distintos distintos como objetivo de sus etapas de misión, veremos el eco y trascendencia que, en ambas ocasiones, llegarán a obtener, hasta el punto de que todavía hoy exista alguna pervivencia de su presencia en la ciudad. Con una clara finalidad, como puede llegar a ser, en los dos casos, la mujer y sus posibles males o las diversiones en general. La moral, en suma, de toda una época estudiada, en este caso concreto, a través de cuanto supone -o puede llegar a suponer- la Historia de las Mentalidades.

Antonio Peñafiel Ramón (Murcia, 1949). Premio Extraordinario de Licenciatura y Doctorado. Catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Murcia. Su línea de investigación está inscrita en  el estudio de la Historia de las Mentalidades. Autor de numerosos artículos científicos al respecto, así como de un conjunto de libros de entre los que podríamos destacar: Testamento y Buena Muerte (Un estudio de las mentalidades en la Murcia del Siglo XVIII) , 1987; Mentalidad y religiosidad popular murciana en la primera mitad del Siglo XVIII, 1988; Amos y esclavos en la Murcia del Setecientos, 1992; Los rostros del ocio: paseantes y paseos públicos en la Murcia del Setecientos, 2006; Mujer, mentalidad e identidad en la España Moderna, 1ª edición: 2001; 2ª edición: 2008.

Más títulos de la colección Miradas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

septiembre 2020
L M X J V S D
« ene    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos