“DELETREARTES”, REALIDAD CULTURAL. SÓLIDO PRESENTE Y ESPERANZADO FUTURO ABIERTO

La Universidad, primera institución educativa de Murcia, ha prendido un crisol en el que se cuece Cultura de primera línea.

Después de un largo tiempo de latencia mínima —“la crisis” se ha llamado genéricamente a eso—, despliega y aplica un elaborado programa en libertad cultural, “DELETREARTES”, con el que se sitúa en la vanguardia de estímulo cultural, conjugando historia y modernidad, que brota de las reservas profundas y vivas. Programa que crece cada día.

De sus espacios y funciones, la UMU es punta de lanza en la investigación, locomotora de ideas en práctica viable para los diversos ámbitos científicos y sociales en donde la institución está enmarcada, cumpliendo su papel y su vocación de servicio.

La sensación es doble: contar con una interesante oferta cultural en apretada agenda; y que no asistir, ‘perderse’ algo, marca un hueco de oportunidad perdida. Pero habrá más, porque la labor iniciada es dinámica y proyectada al futuro.

En Murcia, de noche, a la salida de un acto programado en “DELETREARTES”, caminar por las estrechas calles, sin tráfico, aun deja percibir el rumor de alguna acequia soterrada. El susurro del agua es una melodía suave y oscura que se desliza bajo los pies. Y así, soterradamente, el murmullo enérgico de la Cultura. Hay que sentirla. Y la memoria actualiza lo que hemos presenciado.

Las pisadas marcan la cadencia de un poema escrito a cinco centímetros sobre el suelo, la liberación es poesía, y una actividad cultural de primer orden, como lo son las ofrecidas por el proyecto “DELETREARTES”. Las intuiciones creativas y la mirada intelectual muestran la realidad de un hecho cultural múltiple, que no es una nebulosa en el horizonte humano, sino algo de lo que pasa en el mundo.
No es una cuestión de utilidad, es una luz en otro horizonte vital y necesario; la visión de lo complejo hecho sencillo; lo extraordinario, que no es milagro, como resultado de una labor continua, donde se convoca a poetas, escritores y artistas; y, por supuesto, al público, indispensable, en el marco creado por el Vicerrectorado de Comunicación, Cultura y Deportes.

Con la denominación “DELETREARTES”, complejo sistema cultural gestado en el Vicerrectorado de Comunicación y Cultura de la Universidad de Murcia, ha germinado y se ha extendido por la comunidad universitaria y entre la ciudadanía.

La elección de la palabra ha sido un acierto: “DELETREARTES”, significante convertido en símbolo, escrito en horizontal todo seguido, o en tres líneas de cuatro letras, es el referente de una urdimbre cultural: vemos el logo y percibimos la correlación.
Si en los diversos Campus de la Universidad de Murcia, en diferentes momentos, preguntáramos a los estudiantes y profesorado —preguntar es un arte difícil, bien lo sabemos desde Sócrates-Platón— si tiene noticia de este entramado hermenéutico, las respuestas variarán según discurra el tiempo. La pregunta, si se hace con apropiada claridad e intención, se produce la respuesta lógica precisa. (Quede claro: esto no supone nada demoscópico ¡ni mucho menos! que no corresponde ni se busca).

Le digo una palabra: DELETREARTES, ¿tiene para usted algún significado?

Es altamente probable que respondan mediante un sencillo juego de recorrido por el vocablo: “De Letras y Artes”, guiados por una alegoría intuitiva.

Preguntémonos:

— ¿Podría citar algún acto que tenga que ver con Deletreartes?

¿Ha asistido/participado en alguna de sus actividades?

Y aún más si, con un toque de humor, alguien repregunta, en clara expresión de que la palabra tiene significado:

— ¿Es una prueba sobre un nombre? Es por… deletrearte.

No es descartable un toque de sugerente picardía sensual si, ante una entrevistadora o consultor de cierto atractivo y simpatía, la interpelada o el consultado se atreven con una insinuación juguetona:

— ¡Ya me gustaría de—le—tre—ar—te, cada fragmento de tu recinto, hasta reescribir la página!, —imaginación que no falte.

O quien quizá quiera mostrar la influencia francesa que lleva en la mochila, responde con una referencia casi erudita:

— “De l’être arts”: las formas de ser en el arte, (algo así).

Podría rotularse más situaciones. Pero el objetivo, aquí, es evidenciar y aplaudir una realidad cultural, intensamente preparada, en su origen y proyección universitarios, que está suponiendo una algarabía reveladora del buen trabajo consciente que, en espiral creciente, trasciende y tiene eco en otros ámbitos socioculturales. Es un proyecto en presente vivo y apasionante; una esperanza de creciente continuidad con novedosas aportaciones. Es una realidad poliédrica, cúbica, a la que hay que acercarse estimando sus singularidades y, también a su vez, distanciarse un tanto, para observar en conjunto que posibilite su comprensión. Que apasione la aproximación al origen pero que no consuma.
Aprehender la complejidad del entramado desemboca en la explicación breve y resumida. Que ocupe su espacio en la mente, y la reconozcamos en su evolución y desde distintas perspectivas.

“DELETREARTES” no es solo el resultado de una factoría de ideas vivas con la implicación de muchas personas. Desde su inicio en marzo y sin retraso, desarrolla una enardecida actividad y cumple sus plazos. Coordinación que funciona y continuidad cultural como referente, porque forma parte tanto del orbe universitario como de la vida cultural de la ciudad. Es conmensurable con un ser vivo: conforme se desarrolla y crece, cambia, pero mantiene su identidad permanente. Se transforma y se hace piel cultural de Murcia. Nació fuerte y sólido; con energía constante, y cubrirá con éxito el ciclo anual para el que fue diseñado.

Participación interna.

Ya se está forjando la reedición para 2017. Cada año, con temas distintos, —la actualidad manda—. Por su propia esencia identitaria, el proyecto está obligado a renacer y rehacerse, obviamente distinto, cual Ave Fénix.
(Tal como corresponde a un programa tan denso y madurado, habrá de preservarse el desarrollo del proyecto durante el paréntesis estival, para que mantenga su pulso y despliegue su pujanza en el último trimestre del año 2016).

Muchas personas cualificadas están comprometidas: profesionales del saber y de la cultura, poetas, escritores, actores y artistas, participan en cada momento para la implementación del proyecto. Sus indudables méritos y valía tienen. Haya reconocimiento.
Traer aquí la lista de personas implicadas contiene, cuando menos, dos evidentes peligros: uno, que sería una larga relación y que, aunque fuera sucintamente, ha de ofrecerse explicación de qué hace cada quien y por qué ha sido convocados. Aunque suene a injusto o a excusa, resultaría tedioso y monótono. Lo comprenderán y sabrán disculpar esta omisión: existen y sin ellos/as no habría sido posible.
El apoyo ha de polarizarse en la atractiva tensión mantenida por cada una de las actividades que convoquen. Y que haya muchos participantes de los más diversos públicos es la preferencia. Ahí hay un punto de responsabilidad de las personas situadas en los vértices de decisión:

CoDiana de Paco y Mónica Galdanancentramos la carga nominal y la responsabilidad en las personas institucionales de la Vicerrectora de Comunicación, Cultura y Deportes, Mónica Galdana Pérez, y la Coordinadora del Servicio de Cultura y del programa, Diana de Paco Serrano.

La institución universitaria, fuente y faro de Cultura.

La Cultura en o desde la Universidad, ¿es elitista?
Este adjetivo no encaja aquí. Lo que hay que saludar con gusto y aplaudir que haya minorías inquietas, emprendedoras a las que ofrecer cauces y posibilidades: estímulo dinámico dentro y fuera de la Universidad.
El grupo selecto y destacado no es una barrera en la difusión de la cultura, antes bien es necesario e importante. Puede ser un error considerar que es conveniente una cultura popular, para todos. La vanguardia no impide hacer crecer a los demás. Por eso es muy importante la figura del profesor, pues es quien orienta a los ciudadanos: forman personas que ejerzan con mente libre. La literatura, las artes y las humanidades ayudan en este proceso.

La médula, la esencia está en el trinomio coordinado: “iniciativa / trabajo / resultados”, con el claro objetivo de aunar las diferentes artes —“encuentro” es concepto afortunado que impregna y gravita todo el proyecto—, y cualquier tipo de actividad cultural programada.

Las actividades de “DELETREARTES” se desarrollan en torno a dos ejes, ilustró la Coordinadora Diana de Paco:

— Actividades previstas, en despliegue temporal continuo, para un amplio homenaje, por el hecho de que, en este año, se cumple el centenario de personajes señeros y extraordinarios, figuras emblemáticas en la Cultura.

Propiciar que se haga realidad lo ideal, revela que no es una utopía, sino el camino para mostrar la belleza artística.

Primer eje.Escenas de cuyo nombre no puedo acordarme: Artes Escénicas, Música, Teatro, Danza, conciertos, recitales, talleres infantiles, lecturas dramatizadas

Segundo eje.Logografías culturales: conferencias, mesas redondas, talleres, exposiciones, actividades infantiles…

En la programación tienen cabida y se aceptan propuestas y peticiones de participación en las diferentes áreas artísticas. Es un proyecto abierto, donde también se acogen las redes sociales y medios tecnológicos.
Carácter abierto, multidisciplinar. Que cualquier actividad cultural contenga el germen que promueva la confluencia de las diferentes artes en torno a ella.

“Abrir los brazos8. 1.- Diana , 1 de manera multidisciplinar”, —se compromete Diana de Paco, que despliega su gesto y su prosa introspectiva, fluida y lírica.

Y le rubricamos lo que es sagacidad y acierto:

• Creación de grupos específicos como la “Compañía Itinerante Deletreartes”.

• Conexión entre la actualidad, el calendario y los actos de Deletreartes. Como ejemplos:

  • Día de la MUJER. La mujer como escritora y artista es algo muy reciente y aun se prolonga la época donde el predominio es masculino. En los próximos años, el mundo se va a escribir en femenino. Su aportación a la historia de la humanidad es imprescindible.
  • Solidaridad con la pobreza, con los refugiados y con los damnificados por las catástrofes naturales, que someten al ser humano a la impotencia, el miedo y la indignidad.

13239062_1089038531153780_8967980866361793435_n

La Cultura no es ciega ni impasible ante las duras adversidades. Y ha de ofrecer respuesta, porque cada vez que sucede una guerra, el desastre y la injusticia, los primeros ‘muertos’ son la Verdad y la Cultura.

Caras del poliedro organizativo y su proceso.

Es algo más que simbólico: una toma de posición para el pensamiento crítico, necesario en tiempos difíciles, donde lo útil se convierte en criterio. “DELETREARTES” potencia la distinción del conocimiento y contra la marginación de las Humanidades

cubo poliedro, 1El CUBO, en esto, es más adecuado para explicar que la esfera, pues propicia la unión a la vez que la diversificación. En cada cara se sitúa un bloque de actividades. Y los vértices los ocupan las personas como avanzadilla que ha de ‘empujar’ en cada momento y actividad del proyecto.
No hay que ampararse en lo formal, pues la forma entraña una posición estética. Las caras del cubo están habitadas por

1.- HOMENAJE a cinco autores paradigmáticos por sus aniversarios: IV centenario de los fallecimientos de Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

1.1. Se cumplen 400 años de la muerte de Cervantes y de Shakespeare, es solo un dato. Lo que importa de ellos son sus libros. Leer es interpretar lo que está escrito. No hay Cervantes ni Shakespeare sin libros. El mensaje visual y directo del teatro y del cine incita a leerlos. Si no se lee ¿qué se extravía? La importancia de un libro no emana de la cantidad de lectores sino del número de lecturas originales y creativas que son divulgadas. Las interpretaciones, heterog
éneas entre sí y dispersas en numerosas publicaciones y espectáculos, conforman en el imaginario el valor de un texto. Leer, por ejemplo, el Quijote es de elogiar, aunque no sea imprescindible la lectura para saber de él. Cada cultura transmite información al futuro.

1.2. Por otro lado, se cumplen los 100 años del nacimiento de tres autores españoles, el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, el novelista y premio Nobel Camilo José Cela, y el poeta Blas de Otero.

[Con esto ya se justificaría sobradamente el proyecto “DELETREARTES”].

Y desde septiembre y hasta diciembre se desarrollarán otro conjunto de actividades, que están programadas.

2.- INTELECTUALES, personas de responsabilidad académica y creadores que participan.

3.- ESCENARIOS: las compañías de artistas, el cine y el teatro. El acierto que suponen las lecturas dramatizadas y los fórum teatrales.

12798940_1039995082724792_6009465099840959573_n

4.- LA MUJER, mucho más que una mención. “De Dulcinea a Lady Macbeth: las mujeres en torno a Cervantes y Shakespeare”.

5. 1.- Polifonía, 1 de Diana

5.- LOS NIÑOS como partícipes y espectadores: presente y futuro.

6.- La PARTICIPACION ABIERTA en ideas, sugerencias y propuestas. Se puede enviar a través del correo electrónico cultura@um.es o en la web del Servicio de Cultura www.um.es/web/cultura. Diana de Paco, precisa que esta iniciativa pretende la participación de cualquier persona «que tenga algo que decir en el mundo del arte».

Si se es escritor y/o artista, se tiene la capacidad de percibir la sucesión de las escenas y los escenarios.

Los vértices ocupados por cada evento, una vez realizado, ceden el punto a los siguientes responsables y actividades.

El saber y el sentido cultural requiere esfuerzo propio, personal e intransferible. Lo dice Sócrates en elBanquete: el conocimiento no se traspasa automáticamente de un ser humano a otro. Se necesita voluntad y esfuerzos, que es lo que confiere valor.

“Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencia, en conocimiento”.

en uno de sus poemas dice Kavafis, para quien lo que cuenta no es llegar a Ítaca, sino el viaje.

Para alcanzar un Grado, los estudiantes deben matricularse para obtener el diploma acreditativo. Pero la Universidad no “vende” certificados culturales, con lo que los estudiantes tienen que convertirse en ciudadanos que piensan autónomamente con su propio criterio. Es el estímulo de la curiosidad —la curiosidad es base fundamental del saber— y el deleite ante el Arte y sus manifestaciones. Acceder solo a la información no hace sabios. La Cultura es la que ha de interesar al joven, y mayor será su capacidad para acometer cualquier tipo de investigación. La cultura es uno de los elementos principales de que disponemos para sentirnos más humanos, pues nunca empobrece a quien la posee. La reflexión sobre la Cultura, el debate y la discusión en torno a los grandes temas humanísticos facilitan la comprensión del mundo que nos rodea.

El arte pertenece a los creadores y a quienes disfrutan con sus innovaciones, deseando la llegada de cada momento; a quienes lo programan y ofrecen. También al pueblo: El sonido rumoroso de las imágenes de la historia, fuera y dentro del tiempo, del presente abierto al futuro, se hace Arte, absoluta libertad, creación sin límites y forma. No es un universo sin normas, sino que éstas se muestran de forma diferente en cada artista; de ahí que al espectador se le reciba sin prejuicios y sin tiempo.
Se conoce y se percibe la entidad cualitativa de lo que se ha hecho y lo que está en proceso, no hay duda. Lo que dispone a pensar en lo que pueda ser mejorado. Estamos viviendo un generoso gesto de grandeza, casi un imperativo ético. Es una responsabilidad reflejarlo aun sin precisión, en la confianza de que las personas se conmuevan, hasta se entusiasmen con sus actividades de calidad, en donde se desarrolla y se valora la creatividad.

¡Larga vida a “DELETREARTES”!

Fuente: Texto de Juan Soriano, extraído del blog Senda de Voz Sorprendida (17 de mayo de 2016)

Esta entrada fue publicada en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>