La artista Ascensión García utiliza “Alicia en el país de las maravillas” para denunciar los problemas sociales a través de una exposición

merienda-locos-1-672x372

“Una merienda de locos” alude a temas como la inmigración, los refugiados o el medio ambiente

Ocho servicios para otros tantos comensales, en una gran mesa de cuatro metros cuadrados que preside la sala de la Capilla en el edificio del Rectorado, le sirven a la artista Ascención García para referirse a los problemas más acuciantes que, a su parecer, planean en estos momentos en nuestra sociedad.

Ayer tuvo lugar la inauguración de su exposición  “Una merienda de locos”, de la profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona Ascensión García. La muestra permanecerá expuesta hasta el próximo día 4 de enero.

merienda locos 3

La artista Ascensión García da los últimos toques a su exposición. Foto: Eva Santos.

La artista se vale de la novela de Lewis Carroll “Alicia en el país de las maravillas” para componer una exposición rica en objetos de referencia –el reloj, la tetera y otros elementos presentes en la obra de Carroll- y en lecturas, reproduciendo un tema apasionante, en opinión de Eva Santos Sánchez-Guzmán, comisaria de la muestra: “el tema de la naturaleza del lenguaje, lenguaje artístico explorado por Ascensión y usado en esta pieza cargada  de mensajes, unas veces explícitos y en otros momentos sugeridos”.

Los ocho servicios de comensales que componen esta merienda de locos hacen alusión a temas diferentes: los inmigrantes, los refugiados, el desempleo… El medio ambiente, por ejemplo, está representado por un grupo de piedras fieltradas que representan la tierra, con el fieltro a modo de esa protección que necesita.

Todo en esta exposición está incluido como referencia a estos temas sociales, incluida esa llave con la leyenda “Camino de la libertad”, que a Alicia le posibilitaba la entrada a ese país maravilloso, al igual que a los inmigrantes y refugiados les puede significar el camino a esa libertad con la que sueñan, la posibilidad de un mundo mejor. Los visitantes a esta exposición encontrarán además diversos textos de Alicia que sirven a la autora para aclarar el concepto general al espectador e introducirle en su mensaje.

Fuente: Revista Campus Digital

Publicado en Aula de Artes Plásticas, Cultura | Deja un comentario

Exposición “La sombra de lo que vi” de Rubén Lorca

El pasado 22 de septiembre tuvo lugar la inauguración de la exposición “La sombra de lo que vi” de Rubén Lorca en el Espacio ES/UM del Campus de La Merced. La muestra permanecerá abierta hasta el 17 de octubre.

ruben lorca

Su trabajo consiste principalmente en ilustraciones y pinturas murales hechas a mano, que define como Brain Made Art. Considera el arte principalmente como una forma de expresión, una necesidad al igual que respirar o alimentarse. Una herramienta que le permite convertir los pensamientos en ilustraciones. Trato de crear imágenes que atraen la atención del espectador, sugiriendo una idea que pueda ser la semilla de un juicio o veredicto por parte del observador.

Define sus obras como discursos abiertos, y esto es un punto interesante, es complicado que dos sujetos puedan dar una opinión similar sobre lo que ven y no hay una conclusión más válida que otra. Le gusta la idea de hacer referencia a los protagonistas de sus obras como “habitantes”, como cuerpos aislados y autónomos que flotan en un espacio aséptico, carentes de referencias y no compiten con otros elementos para la atención del espectador. Muchos de ellos son híbridos y tienen características de animales, destacando la naturaleza salvaje de los seres humanos, su bestialidad. La forma en que ve la fantasía o el surrealismo, no es una manera de evitar o rechazar la realidad, sino que es un método diferente y único para acercarse a ella y cohabitar con ella.


inauguración exposición

Publicado en Aula de Artes Plásticas, Cultura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La exposición “Interiores”, de Carlos Balsalobre, muestra las interioridades de viejos edificios en ruinas

Se inaugura en el Museo de la Universidad de Murcia el lunes 26 de septiembre

fotografía carlos balsalobre interiores

La Sala Pequeña del Museo de la Universidad de Murcia acoge a partir del próximo lunes la exposición “Interiores”, de Carlos Balsalobre. La inauguración se celebrará el día 26 de septiembre a las 20 horas.

Las fotografías de Carlos Balsalobre –con textos de Luis Rivera Zamora-, exploran el interior de viejos edificios, hoy desvencijados, que se exponen a la mirada de paseante de la ciudad y que enseñan las interioridades de sus paredes como muestra de tiempos pasados y de formas de vida hoy periclitadas.

José Luis Martínez Meseguer, comisario de la exposición, compara la muestra con aquella vieja 13 Rue del Percebe, que expone a los ojos del personal las interioridades y la vida de los moradores de casas de otro tiempo. “En esta nueva colección de imágenes –comenta Martínez Meseguer- en realidad está evocando desapariciones, espectros, evaporaciones: de casas, de modos, de usos, de modas, que fueron y que hoy sólo son apenas marcas en una pared, y que proyectan lo que en otros tiempos fueron hogares. En nuestro deambular por la ciudad todos las vemos”.

La muestra permanecerá expuesta hasta el próximo 11 de noviembre.

Fuente: Revista Campus Digital

Publicado en Aula de Artes Plásticas, Cultura | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“¡Echa por la sombra!” de Isidoro Valcárcel, último Premio Velázquez de Artes Plásticas, en la Sala La Capilla de la Universidad de Murcia

Isidoro Valcárcel

“¡Echa por la sombra!”, le decían a Isidoro Valcárcel Medina cuando cruzaba el puente desde su casa de la calle Ricardo Gil, en el barrio del Carmen, lugar donde nació y pasó su infancia y juventud. La sombra del edificio de la Convalecencia, proyectada en la calle Escopeteros, a su espalda, hacía más llevadero el sempiterno calor de Murcia.

Ahora este reconocido artista, último premio Velázquez de Artes Plásticas –equivalente al Cervantes en Literatura- se refugia en la sala de la Capilla de la Convalecencia, en el Rectorado de la Universidad de Murcia, para exponer su última apuesta artística, organizada por el Aula de Artes Plásticas y Visuales de la Universidad de Murcia y el Ayuntamiento de Murcia.

La muestra, comisariada por Isabel Tejeda, se inauguró el martes 20 de septiembre, a las 20 horas, en la sala del edificio del Rectorado de la Universidad de Murcia, y fue presidida por el Rector José Orihuela y el Alcalde de la ciudad José Ballesta.

La sala de la Capilla fue seleccionada por el propio artista para realizar la exposición que se le solicitó por las múltiples connotaciones que posee y por adaptarse plenamente a sus intenciones.

La muestra contiene una pieza sonora con referencias a su propia biografía y documentos sonoros que recogió en su momento –como los auroros-, pero también otras músicas y sonidos.

El artista ha pensado la muestra para escuchar la música con la partitura ante él, aunque no se trata de una partitura musical al uso: “Se trata de una exposición sonora en la que el sonido va acompañado de la partitura de ese sonido. Intento poder ofrecer al espectador tanto la imagen plástica como la sonora, de manera que si alguien lo intentara podría seguir el sonido a través de la imagen, y también al revés”, dice Isidoro Valcárcel. “Sala y sonido enseñoreándose de todo el espacio”, comenta.

Su pretensión: ofrecer al espectador una especie de semblanza de lo que era este edificio para mí”, pero también “ofrecer un remedo de lo que es la universidad para mí, de mi aversión a la Universidad tal y como está montada”. Y cita el hecho de que “el propio Rectorado está situado en medio de la ciudad, pero la universidad de verdad, la educación, está a cien leguas”. “Intento hacer una crítica sobre lo que se ha convertido la enseñanza de la cultura”.

La muestra podrá visitarse hasta el 4 de noviembre.

Fuente: Revista Campus Digital

Publicado en Aula de Artes Plásticas, Cultura | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Gabriela Amorós expone su “Estuario Rojo” en el Rectorado de la Universidad de Murcia

La artista utiliza el desnudo femenino para reflexionar sobre el mundo que le rodea

Gabriela Amorós y su obra

 El jueves 15 de septiembre, a las 20 horas, se inauguró en el Rectorado de la Universidad de Murcia (edificio Convalecencia) la exposición “El estuario rojo”, de Gabriela Amorós.

La muestra se compone de once dibujos en los que, a través de desnudos femeninos, la artista pretende crear una atmósfera “mítica  e intemporal”.

Admiradora de ilustradores del XIX como Gustave Doré y John Martin, y eterna e incansable contempladora de la obra de Leonardo da Vinci, Amorós confiesa que utiliza el dibujo para su propia reflexión y para comunicarse con todo aquello que le rodea y fascina.

Para ella, cualquier manifestación artística está vinculada al ser humano, a sus emociones y a sus sentimientos. Asegura que “con mi obra persigo cosas bien sencillas: ser un poco más feliz, ser mejor persona, profundizar en lo que leo, aprender a reflexionar, ahondar en la naturaleza de algunas cosas…”. De ahí que cada oportunidad de compartir su obra con el público sea para ella motivo de profundo agradecimiento.

Gabriela Amorós, que aborda sus obras con la técnica del grafito, define su propio estilo como figurativo simbolista.

La muestra permanecerá en el hall de la Convalecencia desde el 15 de septiembre hasta el 14 de octubre. Quienes la visiten podrán contemplar esta exposición-reflexión de la artista, conteniendo once obras que van acompañadas por textos en los que la artista sintetiza los discursos que le ha ido suscitando cada una durante el proceso creativo. En ellos se incluye “un componente importante de filosofía, misticismo, mitología, historia del arte, y puede que historiografía colectiva”.

Amorós se niega a incluir detalles de su propia biografía en su obra: “Me gusta pensar, más bien, que es atemporal y metafísica, aunque la influencia renacentista y barroca es obvia”.

En cuanto a la temática presente en todas las obras, el desnudo femenino, no es, para la propia autora, “más que un instrumento, a veces reiterativo, para expresar abstracciones que tienen poco o nada que ver con el erotismo, ya que mi mundo interior es un universo de ideas y búsquedas continuas, una red para protegerme y relacionarme y, al mismo tiempo, adaptarme a los cambios continuos que representan la existencia humana”.

Fuente: Revista Campus Digital

Publicado en Aula de Artes Plásticas, Cultura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Más de 85 inscripciones para participar en las lecturas dramatizadas de DeLetreArtes

Desde el Servicio de Cultura queremos agradecer la estupenda acogida que ha tenido la convocatoria para participar en las lecturas dramatizadas de ‪‎DeLetreArtes‬ con más de 85 solicitudes.
La primera semana de septiembre nos pondremos en contacto con todos aquellos que han formalizado su inscripción para comenzar con las lecturas.
¡Muchas gracias por vuestra participación!

Publicado en Cultura | Deja un comentario

MÁS DE 80 PROPUESTAS PRESENTADAS EN LA 1ª CONVOCATORIA DE ACTIVIDADES Y TALLERES CULTURALES

El Servicio de Cultura del Vicerrectorado de Comunicación y Cultura ha recibido más de 80 propuestas en la primera convocatoria celebrada para la programación de actividades y talleres del primer trimestre del Curso Académico 2016-2017.
Los proyectos han sido diversos y de múltiples ámbitos, conformando una pluralidad de propuestas que vendrán a enriquecer la oferta cultural de la Universidad de Murcia.
Durante la primera quincena de septiembre se hará pública la relación de proyectos seleccionados.
Se abrirán nuevas convocatorias para el año 2017 en el último trimestre del año 2016.
Gracias por vuestra participación, y suerte.

Publicado en Cultura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“DELETREARTES”, REALIDAD CULTURAL. SÓLIDO PRESENTE Y ESPERANZADO FUTURO ABIERTO

La Universidad, primera institución educativa de Murcia, ha prendido un crisol en el que se cuece Cultura de primera línea.

Después de un largo tiempo de latencia mínima —“la crisis” se ha llamado genéricamente a eso—, despliega y aplica un elaborado programa en libertad cultural, “DELETREARTES”, con el que se sitúa en la vanguardia de estímulo cultural, conjugando historia y modernidad, que brota de las reservas profundas y vivas. Programa que crece cada día.

De sus espacios y funciones, la UMU es punta de lanza en la investigación, locomotora de ideas en práctica viable para los diversos ámbitos científicos y sociales en donde la institución está enmarcada, cumpliendo su papel y su vocación de servicio.

La sensación es doble: contar con una interesante oferta cultural en apretada agenda; y que no asistir, ‘perderse’ algo, marca un hueco de oportunidad perdida. Pero habrá más, porque la labor iniciada es dinámica y proyectada al futuro.

En Murcia, de noche, a la salida de un acto programado en “DELETREARTES”, caminar por las estrechas calles, sin tráfico, aun deja percibir el rumor de alguna acequia soterrada. El susurro del agua es una melodía suave y oscura que se desliza bajo los pies. Y así, soterradamente, el murmullo enérgico de la Cultura. Hay que sentirla. Y la memoria actualiza lo que hemos presenciado.

Las pisadas marcan la cadencia de un poema escrito a cinco centímetros sobre el suelo, la liberación es poesía, y una actividad cultural de primer orden, como lo son las ofrecidas por el proyecto “DELETREARTES”. Las intuiciones creativas y la mirada intelectual muestran la realidad de un hecho cultural múltiple, que no es una nebulosa en el horizonte humano, sino algo de lo que pasa en el mundo.
No es una cuestión de utilidad, es una luz en otro horizonte vital y necesario; la visión de lo complejo hecho sencillo; lo extraordinario, que no es milagro, como resultado de una labor continua, donde se convoca a poetas, escritores y artistas; y, por supuesto, al público, indispensable, en el marco creado por el Vicerrectorado de Comunicación, Cultura y Deportes.

Con la denominación “DELETREARTES”, complejo sistema cultural gestado en el Vicerrectorado de Comunicación y Cultura de la Universidad de Murcia, ha germinado y se ha extendido por la comunidad universitaria y entre la ciudadanía.

La elección de la palabra ha sido un acierto: “DELETREARTES”, significante convertido en símbolo, escrito en horizontal todo seguido, o en tres líneas de cuatro letras, es el referente de una urdimbre cultural: vemos el logo y percibimos la correlación.
Si en los diversos Campus de la Universidad de Murcia, en diferentes momentos, preguntáramos a los estudiantes y profesorado —preguntar es un arte difícil, bien lo sabemos desde Sócrates-Platón— si tiene noticia de este entramado hermenéutico, las respuestas variarán según discurra el tiempo. La pregunta, si se hace con apropiada claridad e intención, se produce la respuesta lógica precisa. (Quede claro: esto no supone nada demoscópico ¡ni mucho menos! que no corresponde ni se busca).

Le digo una palabra: DELETREARTES, ¿tiene para usted algún significado?

Es altamente probable que respondan mediante un sencillo juego de recorrido por el vocablo: “De Letras y Artes”, guiados por una alegoría intuitiva.

Preguntémonos:

— ¿Podría citar algún acto que tenga que ver con Deletreartes?

¿Ha asistido/participado en alguna de sus actividades?

Y aún más si, con un toque de humor, alguien repregunta, en clara expresión de que la palabra tiene significado:

— ¿Es una prueba sobre un nombre? Es por… deletrearte.

No es descartable un toque de sugerente picardía sensual si, ante una entrevistadora o consultor de cierto atractivo y simpatía, la interpelada o el consultado se atreven con una insinuación juguetona:

— ¡Ya me gustaría de—le—tre—ar—te, cada fragmento de tu recinto, hasta reescribir la página!, —imaginación que no falte.

O quien quizá quiera mostrar la influencia francesa que lleva en la mochila, responde con una referencia casi erudita:

— “De l’être arts”: las formas de ser en el arte, (algo así).

Podría rotularse más situaciones. Pero el objetivo, aquí, es evidenciar y aplaudir una realidad cultural, intensamente preparada, en su origen y proyección universitarios, que está suponiendo una algarabía reveladora del buen trabajo consciente que, en espiral creciente, trasciende y tiene eco en otros ámbitos socioculturales. Es un proyecto en presente vivo y apasionante; una esperanza de creciente continuidad con novedosas aportaciones. Es una realidad poliédrica, cúbica, a la que hay que acercarse estimando sus singularidades y, también a su vez, distanciarse un tanto, para observar en conjunto que posibilite su comprensión. Que apasione la aproximación al origen pero que no consuma.
Aprehender la complejidad del entramado desemboca en la explicación breve y resumida. Que ocupe su espacio en la mente, y la reconozcamos en su evolución y desde distintas perspectivas.

“DELETREARTES” no es solo el resultado de una factoría de ideas vivas con la implicación de muchas personas. Desde su inicio en marzo y sin retraso, desarrolla una enardecida actividad y cumple sus plazos. Coordinación que funciona y continuidad cultural como referente, porque forma parte tanto del orbe universitario como de la vida cultural de la ciudad. Es conmensurable con un ser vivo: conforme se desarrolla y crece, cambia, pero mantiene su identidad permanente. Se transforma y se hace piel cultural de Murcia. Nació fuerte y sólido; con energía constante, y cubrirá con éxito el ciclo anual para el que fue diseñado.

Participación interna.

Ya se está forjando la reedición para 2017. Cada año, con temas distintos, —la actualidad manda—. Por su propia esencia identitaria, el proyecto está obligado a renacer y rehacerse, obviamente distinto, cual Ave Fénix.
(Tal como corresponde a un programa tan denso y madurado, habrá de preservarse el desarrollo del proyecto durante el paréntesis estival, para que mantenga su pulso y despliegue su pujanza en el último trimestre del año 2016).

Muchas personas cualificadas están comprometidas: profesionales del saber y de la cultura, poetas, escritores, actores y artistas, participan en cada momento para la implementación del proyecto. Sus indudables méritos y valía tienen. Haya reconocimiento.
Traer aquí la lista de personas implicadas contiene, cuando menos, dos evidentes peligros: uno, que sería una larga relación y que, aunque fuera sucintamente, ha de ofrecerse explicación de qué hace cada quien y por qué ha sido convocados. Aunque suene a injusto o a excusa, resultaría tedioso y monótono. Lo comprenderán y sabrán disculpar esta omisión: existen y sin ellos/as no habría sido posible.
El apoyo ha de polarizarse en la atractiva tensión mantenida por cada una de las actividades que convoquen. Y que haya muchos participantes de los más diversos públicos es la preferencia. Ahí hay un punto de responsabilidad de las personas situadas en los vértices de decisión:

CoDiana de Paco y Mónica Galdanancentramos la carga nominal y la responsabilidad en las personas institucionales de la Vicerrectora de Comunicación, Cultura y Deportes, Mónica Galdana Pérez, y la Coordinadora del Servicio de Cultura y del programa, Diana de Paco Serrano.

La institución universitaria, fuente y faro de Cultura.

La Cultura en o desde la Universidad, ¿es elitista?
Este adjetivo no encaja aquí. Lo que hay que saludar con gusto y aplaudir que haya minorías inquietas, emprendedoras a las que ofrecer cauces y posibilidades: estímulo dinámico dentro y fuera de la Universidad.
El grupo selecto y destacado no es una barrera en la difusión de la cultura, antes bien es necesario e importante. Puede ser un error considerar que es conveniente una cultura popular, para todos. La vanguardia no impide hacer crecer a los demás. Por eso es muy importante la figura del profesor, pues es quien orienta a los ciudadanos: forman personas que ejerzan con mente libre. La literatura, las artes y las humanidades ayudan en este proceso.

La médula, la esencia está en el trinomio coordinado: “iniciativa / trabajo / resultados”, con el claro objetivo de aunar las diferentes artes —“encuentro” es concepto afortunado que impregna y gravita todo el proyecto—, y cualquier tipo de actividad cultural programada.

Las actividades de “DELETREARTES” se desarrollan en torno a dos ejes, ilustró la Coordinadora Diana de Paco:

— Actividades previstas, en despliegue temporal continuo, para un amplio homenaje, por el hecho de que, en este año, se cumple el centenario de personajes señeros y extraordinarios, figuras emblemáticas en la Cultura.

Propiciar que se haga realidad lo ideal, revela que no es una utopía, sino el camino para mostrar la belleza artística.

Primer eje.Escenas de cuyo nombre no puedo acordarme: Artes Escénicas, Música, Teatro, Danza, conciertos, recitales, talleres infantiles, lecturas dramatizadas

Segundo eje.Logografías culturales: conferencias, mesas redondas, talleres, exposiciones, actividades infantiles…

En la programación tienen cabida y se aceptan propuestas y peticiones de participación en las diferentes áreas artísticas. Es un proyecto abierto, donde también se acogen las redes sociales y medios tecnológicos.
Carácter abierto, multidisciplinar. Que cualquier actividad cultural contenga el germen que promueva la confluencia de las diferentes artes en torno a ella.

“Abrir los brazos8. 1.- Diana , 1 de manera multidisciplinar”, —se compromete Diana de Paco, que despliega su gesto y su prosa introspectiva, fluida y lírica.

Y le rubricamos lo que es sagacidad y acierto:

• Creación de grupos específicos como la “Compañía Itinerante Deletreartes”.

• Conexión entre la actualidad, el calendario y los actos de Deletreartes. Como ejemplos:

  • Día de la MUJER. La mujer como escritora y artista es algo muy reciente y aun se prolonga la época donde el predominio es masculino. En los próximos años, el mundo se va a escribir en femenino. Su aportación a la historia de la humanidad es imprescindible.
  • Solidaridad con la pobreza, con los refugiados y con los damnificados por las catástrofes naturales, que someten al ser humano a la impotencia, el miedo y la indignidad.

13239062_1089038531153780_8967980866361793435_n

La Cultura no es ciega ni impasible ante las duras adversidades. Y ha de ofrecer respuesta, porque cada vez que sucede una guerra, el desastre y la injusticia, los primeros ‘muertos’ son la Verdad y la Cultura.

Caras del poliedro organizativo y su proceso.

Es algo más que simbólico: una toma de posición para el pensamiento crítico, necesario en tiempos difíciles, donde lo útil se convierte en criterio. “DELETREARTES” potencia la distinción del conocimiento y contra la marginación de las Humanidades

cubo poliedro, 1El CUBO, en esto, es más adecuado para explicar que la esfera, pues propicia la unión a la vez que la diversificación. En cada cara se sitúa un bloque de actividades. Y los vértices los ocupan las personas como avanzadilla que ha de ‘empujar’ en cada momento y actividad del proyecto.
No hay que ampararse en lo formal, pues la forma entraña una posición estética. Las caras del cubo están habitadas por

1.- HOMENAJE a cinco autores paradigmáticos por sus aniversarios: IV centenario de los fallecimientos de Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

1.1. Se cumplen 400 años de la muerte de Cervantes y de Shakespeare, es solo un dato. Lo que importa de ellos son sus libros. Leer es interpretar lo que está escrito. No hay Cervantes ni Shakespeare sin libros. El mensaje visual y directo del teatro y del cine incita a leerlos. Si no se lee ¿qué se extravía? La importancia de un libro no emana de la cantidad de lectores sino del número de lecturas originales y creativas que son divulgadas. Las interpretaciones, heterog
éneas entre sí y dispersas en numerosas publicaciones y espectáculos, conforman en el imaginario el valor de un texto. Leer, por ejemplo, el Quijote es de elogiar, aunque no sea imprescindible la lectura para saber de él. Cada cultura transmite información al futuro.

1.2. Por otro lado, se cumplen los 100 años del nacimiento de tres autores españoles, el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, el novelista y premio Nobel Camilo José Cela, y el poeta Blas de Otero.

[Con esto ya se justificaría sobradamente el proyecto “DELETREARTES”].

Y desde septiembre y hasta diciembre se desarrollarán otro conjunto de actividades, que están programadas.

2.- INTELECTUALES, personas de responsabilidad académica y creadores que participan.

3.- ESCENARIOS: las compañías de artistas, el cine y el teatro. El acierto que suponen las lecturas dramatizadas y los fórum teatrales.

12798940_1039995082724792_6009465099840959573_n

4.- LA MUJER, mucho más que una mención. “De Dulcinea a Lady Macbeth: las mujeres en torno a Cervantes y Shakespeare”.

5. 1.- Polifonía, 1 de Diana

5.- LOS NIÑOS como partícipes y espectadores: presente y futuro.

6.- La PARTICIPACION ABIERTA en ideas, sugerencias y propuestas. Se puede enviar a través del correo electrónico cultura@um.es o en la web del Servicio de Cultura www.um.es/web/cultura. Diana de Paco, precisa que esta iniciativa pretende la participación de cualquier persona «que tenga algo que decir en el mundo del arte».

Si se es escritor y/o artista, se tiene la capacidad de percibir la sucesión de las escenas y los escenarios.

Los vértices ocupados por cada evento, una vez realizado, ceden el punto a los siguientes responsables y actividades.

El saber y el sentido cultural requiere esfuerzo propio, personal e intransferible. Lo dice Sócrates en elBanquete: el conocimiento no se traspasa automáticamente de un ser humano a otro. Se necesita voluntad y esfuerzos, que es lo que confiere valor.

“Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencia, en conocimiento”.

en uno de sus poemas dice Kavafis, para quien lo que cuenta no es llegar a Ítaca, sino el viaje.

Para alcanzar un Grado, los estudiantes deben matricularse para obtener el diploma acreditativo. Pero la Universidad no “vende” certificados culturales, con lo que los estudiantes tienen que convertirse en ciudadanos que piensan autónomamente con su propio criterio. Es el estímulo de la curiosidad —la curiosidad es base fundamental del saber— y el deleite ante el Arte y sus manifestaciones. Acceder solo a la información no hace sabios. La Cultura es la que ha de interesar al joven, y mayor será su capacidad para acometer cualquier tipo de investigación. La cultura es uno de los elementos principales de que disponemos para sentirnos más humanos, pues nunca empobrece a quien la posee. La reflexión sobre la Cultura, el debate y la discusión en torno a los grandes temas humanísticos facilitan la comprensión del mundo que nos rodea.

El arte pertenece a los creadores y a quienes disfrutan con sus innovaciones, deseando la llegada de cada momento; a quienes lo programan y ofrecen. También al pueblo: El sonido rumoroso de las imágenes de la historia, fuera y dentro del tiempo, del presente abierto al futuro, se hace Arte, absoluta libertad, creación sin límites y forma. No es un universo sin normas, sino que éstas se muestran de forma diferente en cada artista; de ahí que al espectador se le reciba sin prejuicios y sin tiempo.
Se conoce y se percibe la entidad cualitativa de lo que se ha hecho y lo que está en proceso, no hay duda. Lo que dispone a pensar en lo que pueda ser mejorado. Estamos viviendo un generoso gesto de grandeza, casi un imperativo ético. Es una responsabilidad reflejarlo aun sin precisión, en la confianza de que las personas se conmuevan, hasta se entusiasmen con sus actividades de calidad, en donde se desarrolla y se valora la creatividad.

¡Larga vida a “DELETREARTES”!

Fuente: Texto de Juan Soriano, extraído del blog Senda de Voz Sorprendida (17 de mayo de 2016)

Publicado en Cultura | Deja un comentario

Pensar las catástrofes: París 13 de noviembre de 2015

el_grito_de_edvard_munch_-rbd85f7d5f51d40dabdfe3ecb41f07045_ambn9_8byvr_512

Quizás las emociones son ondas y se proyectan sobre el paisaje y lo modelan, lo aplanan y lo curvan. Una emoción muy intensa expresada en un grito es capaz de provocar un tsunami que convulsiona el paisaje y lo transforma en una enorme ola. Es posible que también la nostalgia sea una emoción curva de trazo grueso, como un cuadro de Pollock, sobre el que vertemos una capa y otra de pintura hasta enterrar el alma del lienzo en la densidad plástica… Igual es que es eso lo que habría que hacer con nuestras vidas, lanzar emociones al mundo para que se desparramen por las fachadas de los edificios, por las balanzas de pagos, la renta per cápita, los PIB, las cuentas satélite… como ectoplasma pegajoso cubriendo el brillo aparentemente racional de las superficies económicas… vomitar y vomitar emociones hasta que la economía gotee atardeceres de colores, hasta que abandone las rectas monocromáticas y se vuelva sinuosa, curva, densamente material, plásticamente pesada…

Muchas veces me he preguntado qué sería de la humanidad si no hubiésemos encerrado a las emociones en la jaula-cuarto-oscuro-de-lo -irracional, si no las hubiésemos apartado de la tarea de construir sociedades … qué hubiese sido de la humanidad si hubiésemos podido desarrollar libremente nuestras emociones, expresar nuestros miedos, reconocer que la vulnerabilidad o la fragilidad son parte importante de la naturaleza humana, darles carta de ciudadanía y situarlas al mismo nivel que la racionalidad, la autonomía moral, la independencia y la libertad -principios éticos ineludibles para los fundadores del contrato social-. Pero además, pensemos, si no nos iría mejor como grupo social desarrollando la empatía, la capacidad de ponerse en lugar del otro, la sensibilidad, la compasión, la justicia social, la autoestima, tan dañada en nuestra sociedades contemporáneas. El hecho es que es un error ignorar la fragilidad humana; las situaciones de dependencia a las que todos podemos estar expuestos en algún momento de nuestra vidas. Pues si vive hasta una edad avanzada, posiblemente se desarrollen discapacidades físicas o psíquicas.

Las últimas catástrofes de nuestro complejo siglo XXI, aviones que son estrellados por pilotos emocionalmente heridos, individuos que se inmolan, atentados sobre ciudades libres y pacíficas, desordenes mentales originados por la desigualdad, por el daño irreparable en la autoestima, por la falta de reconocimiento social, por la falta de preocupación por la calidad de las relaciones entre géneros y razas. Si el racionalismo económico sigue planteándose como objetivo único el crecimiento económico sin atender a la distribución de la riqueza ni a la igualdad social, estamos lejos de encarar siquiera el problema. Pero sabemos que producir crecimiento económico no equivale a producir democracia, ni a desarrollar una población sana, comprometida y formada que disponga de oportunidades y de calidad de vida. Que la vida humana es mas compleja que lo que muestran los indicadores economicistas y es por ello que la vida en común necesita de una inversión importante en el desarrollo de estas capacidades si queremos salvar al mundo del infierno en el que estamos.

Reconocer a los otros como personas con los mismos derechos, interesarse por ellos, imaginar la variedad de situaciones y cuestiones complejas que afectan a al vida humana, pensar el bien común, imaginar un mundo juntos… desarrollar emociones, sentimientos morales, sentido de la justicia social, construir ciudadanos… ¿Cómo se construyen ciudadanos sanos? Construyendo sociedades sanas y viceversa, es un argumento circular, pero es así, necesitamos planes educativos que valoren el desarrollo de la sensibilidad a través del arte, la lectura, el pensamiento… la libertad, el respeto, el reconocimiento mutuo, primero han de formar parte del yo de cada persona, precisan de arquitecturas internas para proyectarse después sobre la sociedad como un bello edificio o como una oscura caverna… Una vez más, las catástrofes son un síntoma de nuestras enfermedades sociales.

Realmente las emociones son curvas como la trayectoria de los planetas, retrogradan y hacen una elipse que se proyecta sobre el paisaje, atenuando sus picos y sus aristas, multiplicando sinuosidades, densificando sus planicies hasta que el mundo engorda, coge volumen y densidad, aumenta su realidad y se engrandece. El caso de la racionalidad es lo contrario, objetiva la vida, la adelgaza, la precisa, saca punta a sus volúmenes, multiplica picos y aristas, la pone de perfil, miopiza su grandeza. Por ello, qué equivocados estamos cuando apreciamos más una perspectiva que otra. Cuando uno está a punto de morir no recuerda su riqueza ni sus posesiones, ni la racionalidad que gastó en el vida, recuerda la intensidad de lo vivido, el arte, los atardeceres, aquello que le deslumbró en su infancia, sus sueños, las personas a las que ha querido, el amor, recuerda el amor…

Decía Munch hablando del estilo de su pintura: “El paisaje es un medio”, un medio para expresar su estado de ánimo y sus emociones, en sus escritos cuenta que paseando con sus colegas, de repente, vio como el paisaje literalmente se retorcía… Igual que el individuo es el resultado de la sociedad que lo crea, el paisaje es una proyección de la propia psique, el lugar donde se expresa la emoción misma, así en el grito parece que una onda sonora cruza el cuadro y lo curva, exactamente eso ha sucedido hoy 13 de noviembre en Paris: una onda sonora ha cruzado la galaxia y la ha curvado….

Publicado en Cultura | Deja un comentario

Sobre la lectura o la Felicidad Interior Bruta (FIB)

 

image

Sobre la lectura o la Felicidad Interior Bruta (FIB)

Día del libro. 23 de abril

Toda biblioteca es un compendio de remedios botánicos para el alma, una gran farmacia y los libros, plantas cuyos principios activos tienen efectos beneficiosos sobre las personas, proporcionan bienestar, salud, calidad de vida, nos ayudan a sobrellevarnos y quizás, también, nos curan de algún problema espiritual que igual hasta desconocemos. Siguiendo con este razonamiento, los géneros en los que clasificamos las formas de escritura: filosofía, ensayo, poesía, teatro… podrían contener diferentes principios activos cuyos efectos mejoraran notablemente la naturaleza humana, así la poesía, -droga fuerte-, mejoraría la sensibilidad; la filosofía y el ensayo, la razón y el pensamiento; la novela, la imaginación; el teatro para las emociones…

Cuenta Platón en un mito que los egipcios descubrieron un fármaco que hacía sabio a quien lo consumía. Se trataba de la escritura, el elixir de la sabiduría que curaba a todo el mundo del olvido. Pero como todo fármaco tenía sus contraindicaciones, pues aunque podía fijar hechos y salvarlos, condenaba definitivamente al olvido todo lo que no quedara escrito. La escritura arruinaba la tradición oral. Privilegia la visión pero condena el oído. Sucede que con el tiempo, el predominio de la visión ha ido creciendo tanto que la misma escritura y la lectura se han visto desplazadas como formas prioritarias de transmisión de los conocimientos. Contar, hoy, es contar en imágenes. Ser, es ser fotografiado. Existir, es hacerse selfies y como dijo Susan Sontag en su célebre ensayo La caverna de Platón, “todo existe para se fotografiado”.

El seminario Pensamiento y Cultura y la Biblioteca Universitaria hemos disfrutado elaborando un proyecto cultural juntos para celebrar el día del libro: “lo llevas escrito”. Este proyecto consiste en la realización de carteles anunciando fragmentos literarios interesantes de obras clásicas y contemporáneas de la literatura y el pensamiento. Cada cartel lleva un fragmento y un código QR, que acercando el móvil informa sobre dónde esta el libro catalogado en la biblioteca. La idea es motivar a los alumnos a la lectura mediante el uso de las tecnologías: móvil, apps, fotografía, códigos QR y otros formas de la cultura digital.

Pero aunque los nuevas formas y técnicas cambien los modos -y las modas- de producción y expresión, las fuerzas productivas, es decir, la humanidad y sus capacidades seguirán siendo las mismas. Esta semana celebramos el día del libro y resulta que leer constituye una capacidad básica del ser humano, una facultad innata, que se desarrollara a lo largo de la vida y a través de la educación. Precisamente el término desarrollo hace referencia al despliegue y evolución de las facultades o capacidades humanas. Así, llamamos desarrollados a los países que crean las condiciones necesarias para que sus ciudadanos desplieguen sus facultades básicas. Numerosos estudios demuestran que el desarrollo de todas las potencialidades del ser humano proporciona bienestar y felicidad. Alcanzar el bienestar social y la calidad de vida pasa, necesariamente, por incluir en las políticas públicas indicadores que puedan medir el grado de satisfacción de sus ciudadanos. Lo cierto es que el racionalismo económico sólo incluye en sus objetivos políticos indicadores economicistas, que explican y entienden el desarrollo de las sociedades sólo en términos de producto interior bruto (PIB) y renta per cápita. Pero medir las vidas no consiste en medir la riqueza de esas vidas. La vida humana es mas compleja, la ciencia económica debería contemplar datos humanos, construirse sobre indicadores más cercanos a las emociones, los sentimientos, el bienestar, la felicidad, el desarrollo personal y social.

La lectura es un indicador básico para medir la calidad de vida de las personas, su bienestar y su felicidad. La sociedad lectora es una sociedad feliz que alcanza índices altos de bienestar social. Desde luego que sería muy conveniente incluir indicadores de lectura de la poblaciones en los estudios de la OCDE sobre el desarrollo de los países y reducir tanto indicador economicista, que muestran lo ya sabido: a mayor PIB mayor desarrollo. Sí, pero…
¿desarrollo de qué?… de la conmensurabilidad, de la maximización del beneficio, de la racionalidad instrumental… y ¿qué pasa con esas otras capacidades que nos llevan al bienestar y a la felicidad?, ¿qué pasa con el desarrollo de las emociones, la imaginación, el conocimiento, la vida práctica, la sabiduría, los sentimientos, la empatía, la satisfacción personal?… ¿qué pasa con estas capacidades que son fundamentales para la vida en común?…

Hablando de la vida en común, no todo son bondades en este mundo de los libros. Como si este mundo de cosas dichas y queridas no hubiese conocido invasiones, luchas, hogueras, herejías, condenas, rapiñas, odios, perversiones e infamias. Porque en los libros está toda la historia de la humanidad, su latido y su pulso. Si exceptuamos a Dios, al que sólo le conocemos un libro: la Biblia -y que escribió con seudónimo, el Espíritu Santo-, todo lo demás que se ha escrito pertenece a los hombres y a su historia (Por cierto, que acabo de recordar el dicho medieval: Para hablar tenemos por maestros a los hombres, para callar a Dios.)

Definitivamente, no hay libro malo, en términos morales quiero decir, como que no hay mal lector. Una buena teoría de la lectura, que conocemos a partir de Borges, consiste en leer mal, hacer un uso de los textos y de los libros donde la cuestión no radica en lo que se dijo y lo que se quiso decir, si no en qué efecto produce. Así leyó Borges toda la metafísica occidental, como si fuese un género literario nuevo, una rama de la literatura fantástica o la enciclopedia británica como si contuviese todo el universo posible y así leyó, también, Pierre Menard, el Quijote y lo reescribió sin cambiar una sola coma. Hoy, lo postmodernos, ya hemos comprendido que no es posible leer mal, que leer mal es sólo una forma de crear, que el lector es productor de textos y de nuevos significados y que los libros son esa botánica del alma que nos suministran drogas que nos curan, porque nos hacen mas felices.

Publicado en Cultura | 1 comentario