Archivos de la categoría Textos completos

La ventana

"Saltaba enérgicamente intentando alcanzar la ventana"
“Saltaba enérgicamente intentando alcanzar la ventana”
Relato ganador del V Concurso de Relato Corto Erasmus Thader 2010
La pequeña se emocionaba mientras su hermana se tomaba el tiempo y la paciencia de describirle esa entrañable estampa. Incluso le hizo prometer que cuando salieran de allí la llevaría a ese mismo banco para poder alimentar a las palomas con sus propias manos. “Cuéntame más, Amy”, insistía ella. Entonces Amy giró la cabeza hacia su izquierda, para poder alcanzar lo que se veía más al fondo. Pronto lo vio, una pareja de enamorados llevaba a su bebé en un hermoso carrito de color blanco. En seguida se acordó de aquellos paseos con sus padres y su hermana pequeña. Normalmente iban a la orilla del río Tyne. A ellas les gustaba arrojar piedras al agua mientras sus padres se tumbaban en la hierba, sobre un enorme mantel, desde el que podían vigilarlas cómodamente. Cuando el sol empezaba a caer sacaban de la cesta el bizcocho con pasas que a su madre le salía siempre tan delicioso.

Sigue leyendo La ventana

Leonardo enamorado

 

"Nací para crear esos ojos, esos labios, esos pechos, ese torso. Existo porque ella existe"
“Nací para crear esos ojos, esos labios, esos pechos, ese torso. Existo porque ella existe”

 

Tercer premio V Concurso de Relato Corto Erasmus Thader
–   Entonces, ¿cómo supo que era la mujer de sus sueños? –    No lo sé, pero sé que lo sabía. –    Cuéntemelo. Cuénteme cómo empezó todo. –    En realidad no hay mucho que contar, sólo puedo decirte que hacía años que su voz retumbaba en mi cabeza. No recuerdo cuándo fue la primera vez que la escuché; su presencia ha sido una constante durante todos estos años. Puede que siempre haya estado conmigo y que sólo en estos últimos años de mi vida, cuando la vejez ha llamado a mi puerta, haya sido consciente de su presencia. Y puede también que no exista y que simplemente sea el delirio de un viejo. Al principio llegué a pensarlo, pero ahora me niego. Es tan real… ¿Has sentido alguna vez un cosquilleo en el tímpano que es imposible de saciar por más que frotes tus oídos? Ese cosquilleo era ella. Sigue leyendo Leonardo enamorado

Saudades

Aún no me marcho de Lisboa ni dejo de ver su costa, ni sus barcas, ni su canela en rama, y ya siento saudades.
Aún no me marcho de Lisboa ni dejo de ver su costa, ni sus barcas, ni su canela en rama, y ya siento saudades.
Segundo Premio V Concurso de Relato Corto Erasmus Thader
Las barcas de la orilla, plagadas de caracolas que anidan en sus cascos,  son acunadas por una marea lenta y detenida.  Se  mueven  con la cadencia  de un fado antiguo,  mientras contemplo las manos raídas por la sal y el trabajo de los viejos pescadores que abrazan, como  al  más  valioso  tesoro,  a  esos  tablones  de  madera,  con  el  afecto  que  sólo  un  abuelo  puede  procurar  a  un   niño.

Sigue leyendo Saudades

El Pueblo de la Reina Roja

maria_antonieta_5
Cuarto premio del V Concurso de Relato Corto Erasmus Thader
No era una mañana cualquiera de un dieciséis de octubre cualquiera, sin embargo, el cielo gris y frío lloraba tenuemente, como de costumbre en esa época, dejando caer de vez en cuando alguna lágrima diminuta, no por tristeza sino porque algo se le habría metido en el ojo. Al menos eso debía de pensar el pueblo que celebraba una gran fiesta justo debajo, la mayor fiesta jamás celebrada en París en toda su historia. Había disfraces, máscaras y graciosos galanes que contaban chistes y se burlaban de los políticos del momento, de los ministros pero sobre todo de los monarcas. Nada volvería a ser como antes en Europa después de aquel día. El Sena fluía morado como el vino creando un espejismo de abundancia para el futuro. Todo el mundo cantaba y bailaba. Fingían que comían manjares y que estaban bebidos y realmente estaban embriagados de libertad, poder y, sobre todo, de furia.

Sigue leyendo El Pueblo de la Reina Roja