Archivos de la categoría Cine

¡ Por favor …, sean sensatos !!

Dedicado a quienes componen y distribuyen cine en DVD o Blue-Ray, y, a la par, hacen desparecer los SUBTÍTULOS en INGLÉS

Sensatos y misericordiosos, señores que se dedican a editar estuches de DVD con CINE dentro.

Llevamos tiempo (poco, es verdad) sintiendo una terrible sensación de abandono, por no decir de desprecio, al que nos tienen relegados y condenados la avaricia o codicia y, por supuesto, la raquitiquez mental y sensitiva de esos señores dueños de ciertos nuevos medios de difusión cultural masiva …, o difusión masiva de una muestra de la magna CREATIVIDAD nuestra: lo grande del Lenguaje Cinematográfico.

Lo primero que vemos es que, ignoran que tienen en sus manos un sublime y positivo PATRIMONIO que miles de congéneres nuestros han dado a la luz de las pantallas desde la nada; empeño y logro únicos, achacables no sólo a la condición de seres distintos que somos del resto del género animal, sino que, además, por ser HUMANAS y para HUMANOS, sus obras se han perpetuado y perpetúan, y seguimos gozándolas y, por qué no, aprendiendo de ellas (“Aprender es un placer”, perdón por la autocita). Nuestro sabio pensador don Julián Marías dejó dicho que la mayor manifestación del Arte del siglo XX es el Lenguaje Cinematográfico, el CINE, que decía él en breve.

Pues bien, vamos con el caso sangrante del menosprecio que, con el CINE en DVD, los señores de un abuson Poder Económico o Financiero están perpetrando contra millones de personas que, para colmo, estamos indefensas ante ellos …; cuando te encuentras en las estanterías de las tiendas con una gran película que no han querido subtitular adecuadamente (ver el cierre de estas líneas), de poco te vale echar sapos y culebras mentales (o no tan mentales) contra esos conscientes y miserables abusones.

Al popularizarse el CINE metido en estuches de DVD (un buen amigo, ahora ya académico numerario de la Academia del CINE español, y yo, comentamos de cuando en cuando lo que habría gozado Alfonso Sánchez con invento tal), decía que con el CINE en DVD, y enseguida en Blue-Ray, fuimos maravillosamente sorprendidos al comprobar y poder ver, en el apartado que llamaban “extras”, que a muchas de las películas les acompañaban soberanas perlas del género documental cinematográfico en sí mismo, muchas de ellas piezas magistrales (en el sentido más aquilatado del adjetivo) para comprender o aprender de la prodigiosa e intrincada grandeza del CINE, de la Historia del Lenguaje Cinematográfico, y cómo se construye, o lo han construido [‘luchando siempre en la frontera de lo imposible’, que dice nuestro maestro Juan Mariné], teniendo en cuenta, además, el momento de la última de sus maravillosas etapas, cuando lo fotografiado y montado llega a la proyección final en salas oscuras ante nuestros estupefactos ojos y estupefacta alma, impacto que sólo lo provocan las verdaderas obras del Arte Universal de todos los tiempos y lugares, como, p. ej., en Altamira y, por qué no, ante la inteligente, delicada y mimada “reconstrucción” de los Polícromos de mi amiga Matilde Múzquiz (q.e.p.d.) y Pedro Saura, su marido.

Pero es que, además, pudimos ver que al DVD le acompañaban versiones subtituladas, que podrían llegar hasta los 20 idiomas distintos, es decir, que los promotores y financieros conseguían acercar esas obras del Arte Universal a buena parte del Globo Terráqueo.

Ahora, como prueba de lo que se va diciendo, pido simplemente a los lectores que, si no lo tienen en sus estanterías, vayan a buscarlo a la videoteca pública más próxima. Me refiero al estuche de la película de Hitchcock La trama (Family Plot). Allí van a poder ver (eso sí, pacientemente, como se asimilan las grandes cosas) qué era para mister Hitchcock hacer CINE, crear el complejísimo Lenguaje Cinematográfico, con todos sus quasi incontables componentes que él ensartaba para contarnos sus historias; estoy seguro de que acabarán amando más al CINE (¡ muchas gracias al financiero que lo propició !!). En otras ocasiones, les oiremos decir cosas parecidas nada menos que a John Ford, o a Howard Hawks, por ejemplo (en paralelo con esto, a veces pienso que de qué estaríamos gozando ahora en los DVD’s si a un tal Velázquez, o a un tal Murillo hubiésemos podido “rodarles” todo su proceso de SUTILÍSIMA y, sin duda, DOLOROSA y ATEMORIZADORA CREACIÓN de, por ejemplo, el cuadro de las infinitas y por siglos imparables conversaciones, Las Meninas, o de una de las versiones de la Virgen con el Niño).

Pero volvamos al tema de las subtitulaciones, de momento pensando sólo en España y los hispanohablantes.

He trabajado más de media vida (nací en 1937) con la lengua española y, últimamente (35 años) y de forma simultánea, con la inglesa, y los últimos 27 en mi bilingüe profesión, en una universidad …, y, como consecuencia inevitable, amo el LENGUAJE, y es por esto por lo que creo que estoy capacitado para decir que, el que estén haciendo desaparecer los subtítulos en inglés, supone un perjuicio muy grave para esos millones de personas que en nuestro se afanan, por necesidad, enloquecidas a veces, para controlar en algo la lengua de Shakespeare …, a muchos puede que, incluso, les vaya media vida de trabajo o comunicación en ello.

Afirmo, pues, que, eran extraordinarias las posibilidades didácticas y pedagógicas de esas versiones con subtítulos en inglés (y así se lo he hecho notar siempre a mis miles de discípulos), como lo siguen siendo las que aún tengamos en nuestros anaqueles, como, por ejemplo, los subtítulos en inglés de, digamos, la crudeza del inglés americano de Los sobornados, o de la sutileza de sentimientos de Matar a un ruiseñor (y su magnífico “extra” sobre Gregory Peck).

Pero hay una razón más para renegar de esos promotores de DVD’s que suprimen, porque les da la gana, los subtítulos en inglés (está claro que tomo la lengua inglesa como paradigma al caso). Ese otro motivo de reniego por mi parte, más agudo si cabe, se describe diciendo que, al leer en pantalla la escritura en inglés de las palabras de los actores, en realidad y para colmo del gozo de un amante serio del proceso de creación del Lenguaje Cinematográfico, estamos leyendo el guion, tal como quedó definitivamente (en el cine clásico sobre todo) para ser rodado, para ser hecho imagen y palabra hablada …, ¡ ¿puede pedirse maravilla mayor para un estudioso, o simplemente gozador serio, del CINE …, disfrutarlo desde su arranque verdadero, en su lenguaje aquilatadamente articulado, y en la forma escrita? !! (No puedo olvidar, en cuanto didacta de los idiomas, que la forma escrita, pasiva y, sobre todo, activa, potencia la asimilación cerebral y espiritual de ciertos rasgos del idioma …, misteriosamente, eso sí, como lo es todo lo relacionado con el aprendizaje del LENGUAJE). En este orden de cosas, lo de leer el guion, tengo que traer un caso que a mí se refiere.

Estaba yo escribiendo un pequeño ensayo sobre el modo cómo Mozart componía lo que luego eran joyas supremas (hijas, como él mismo a veces reconocía, del grande de los grandes, Juan Sebastián Bach …; cuentan los biógrafos de Mozart, los Massin, que él decía que a veces se sentía bloqueado en su proceso creativo cuando le venía al alma la CREACIÓN Bach). Pues bien. Esa mi tarea coincidió con que compré el estuche de Amadeus. En él, cualquier persona que lo tenga a mano, podrá gozar, además de unos cuidados extras relacionados con el cómo se hizo o making of, leyendo los subtítulos en inglés, aquellos que reproducen las palabras que Peter Shaffer, en cuanto dramaturgo y guionista, y Milos Forman, en cuanto realizador de la imagen, ponen en boca (y en estremecedoras imágenes de lenguaje corporal) de Salieri, mientras le cuenta al curita cómo hizo la lectura de las partituras que Constanza le presentó. Es casi imposible, pues vienen muy al caso, resistirse a reproducir algunas de esas “palabras” de la obra de teatro y del guion, hecho Antonio Salieri en persona (los resaltados son míos):

…, “I was staring through the cage of those meticulous ink strokes at an absolute beauty !”: ¡ Me quedé con el alma encogida cuando, atónito, contemplaba cómo, a través de la cárcel pautada creada para esos meticulosos rasguños de tinta, podía contemplar una belleza absoluta !!

   ¿Cómo habría yo podido llevar a aquel ensayo, y ahora traerlos aquí, semejantes pensamientos-sentimientos sin los subtítulos en inglés? Por cierto, que aprovecho para dar sincerísimas gracias a los promotores de dicho estuche DVD por los magníficos “extras” cinematográficos-documentales con los que nos obsequian … A lo mejor, por añadidos semejantes, habrían tenido que ser más caros los estuches …, ¿íbamos a dejar de comprar joyas tales por eso?

Este ejemplo, aparentemente excepcional, no puede ocultar la desazón que nos produzca el hecho de que los promotores actuales de los estuches DVD para CINE estén erradicando, así, rayendo de raíz la posibilidad de que millones de hispanohablantes podamos utilizar dichos posibles subtítulos en inglés, tal como se ha dicho arriba, como magníficos medios didácticos y pedagógicos para perfeccionar nuestro segundo idioma …, muchas veces obligado inglés. Y para que vean esos señores con poder financiero sobre nosotros, simplemente voy a describir algunos de los ejercicios prácticos que pueden hacerse con una película hablada en la lengua de Cervantes y subtitulada en la lengua de Shakespeare (o hablada en inglés y subtitulada en ídem).

1º.- Partiendo del supuesto de que se está en el comienzo del aprendizaje, no es banal, sino muy serio y eficaz, el efecto de consolidación de los esquemas lingüísticos ingleses instalados ya en nuestro cerebro (otros dirán alma, pues dicho queda) cuando de forma continuada vemos la escritura en lengua inglesa.

2º.- Si tenemos en cuenta que el oyente de la película ya está en zona avanzada del aprendizaje, si la oye en inglés con subtítulos en inglés, ese efecto de consolidación es igual de claro para su nivel.

3º.- Para ambos casos, y con la calma que exige el aprendizaje de un idioma (muchísima más de la que normalmente se cree), cuando sospechamos que estamos ante un posible rasgo idiomático o de jerga, propio de uno de los dos idiomas, siempre tendremos la posibilidad de “rebobinar”, cambiar de subtítulos al español y comprobar la equivalencia que el “traductor” ha dado a tal peculiaridad idiomática (tengo que decir que dentro de los traductores al español de la época clásica de Hollywood hay algunos, bastantes, muy buenos no …, buenísimos … Ya sabemos quiénes eran algunos de esos algunos).

4º.- Siempre, claro, con una libreta y un boli en la mano, para poner en vivo ese ejercicio tan maravilloso de aprendizaje y consolidación de idiomas (yo diría que de cualquier disciplina) que la escritura es …, siempre, además, será un testigo al que recurrir para “repasar”. (En mis clases universitarias les aconsejaba que, simplemente, transcribiesen textos ingleses a unos folios o libretas, siempre y cuando, claro, supiesen cómo se pronunciaban esos textos).

Pues bien, señores promotores y vendedores de DVD’s de CINE, señores feudales y avasalladores de nuestras individuales almas (de nuestros cerebros), toda esa maravilla humana …, humanista …, psicolingüística se la han cargado Vds. por ganar unos miles de euros más …, pero …, ¡ si estamos dispuestos a pagárselos, de verdad !! …, porque la perfección, y soberanía, y el consiguiente gozo del ARTE no se decide por criterios crematísticos. Por favor, no nos priven Vds. de maravillas lingüísticas, humanas y humanistas tales.

Sean sensatos y misericordiosos, que se lo recompensaremos.

Termino poniéndoles un ejemplo.

Verán …, no pueden hacerse ni idea de lo que les maldije, incluso en voz alta, ante los anaqueles y personal de venta de una de las grandes superficies comerciales, cuando descubrí que al preparar el DVD de la grande obra teatral y de CINE “Becket o el honor de Dios” habían decidido Vds., porque les daba la gana, riéndose de nosotros, no incluir subtítulos en inglés, subtítulos exigidos a gritos para gozar plenamente de la magnífica adaptación de una soberbia obra de Jean Anouilh (el que se empeñaba en “decirnos” que lo grande y sensible del Humano siempre es aplastado por la brutalidad de ese Humano …, ¡vaya, qué a cuento viene este comentario !!); les maldije por no darles esa opción completa a unas magistrales dicciones en inglés, como las de Richard Burton, o Peter O’Toole, o las del elenco de grandes actores del teatro británico que les acompañan.

En fin, aquí tengo ese DVD, que cada vez que quiero verlo-oírlo, les maldigo …, y aquí dejo constancia escrita.

A tiempo están, señores de la Paramount y de la distribuidora para España, de reeditar tan soberbia obra del CINE, del ‘grande Arte del s. XX’, pero con el fondo lingüístico completo que exige …, y necesitamos. Se lo recompensaré.

 

José Antonio Postigo Pascual

27 años prof. de Unv., jubilado

 

 

La Universidad de Murcia cierra el ciclo de cinefórum ‘La Ciencia en la gran pantalla’ con ‘Solaris’

Tras el gran éxito conseguido desde que en octubre comenzó esta iniciativa, donde se han tratado disciplinas de investigación muy diversas como la criminología, las matemáticas, o la inteligencia artificial, llega la última sesión del presente curso que tendrá lugar el próximo 14 de junio a las 18:00 h en Café de Ficciones.

Sigue leyendo La Universidad de Murcia cierra el ciclo de cinefórum ‘La Ciencia en la gran pantalla’ con ‘Solaris’

VII sesión del cinéforum de la UMU con ‘Colossus: El proyecto prohibido’

El próximo 12 de abril a las 18: 00 h comienza una nueva sesión en el Café Ficciones del ciclo ‘La Ciencia en la gran pantalla’. En esta ocasión la proyección de ‘Colossus: El proyecto prohibido’ (1970) dará pie al posterior debate acerca de la inteligencia artificial de la mano del investigador de la UMU José Tomás Palma Méndez. Sigue leyendo VII sesión del cinéforum de la UMU con ‘Colossus: El proyecto prohibido’

VI Cinefórum con la película ‘La Ola’ sobre educación y manipulación de masas

 

El próximo miércoles 14 de marzo a las 18: 00 h se proyectará en el Café Ficciones ‘La Ola’. Tras el visionado se abrirá un debate sobre el film con el apoyo del investigador de la UMU Juan José García Escribano. Esta película es la  VI sesión del cinefórum ‘La ciencia en la gran pantalla’ organizado por la Unidad de Cultura Científica. Sigue leyendo VI Cinefórum con la película ‘La Ola’ sobre educación y manipulación de masas

VI sesión del cinefórum “La ciencia en la gran pantalla”

Desde la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Murcia les invitamos a la VI sesión del cinefórum ‘La ciencia en la gran pantalla’ que tendrá lugar el próximo miércoles 14 de marzo, a las 18:00 h, en el Café de Ficciones.
Sigue leyendo VI sesión del cinefórum “La ciencia en la gran pantalla”

El clan del oso cavernario, la V sesión del cinefórum “La ciencia en la gran pantalla”

Estimada Comunidad Universitaria,

desde la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Murcia les invitamos a una nueva sesión del cinefórum “La Ciencia en la gran pantalla” que se celebrará el próximo jueves 15 de febrero a las 18:00 h en Café de Ficciones (Calle Fuensanta, 5, 30001, Murcia). Sigue leyendo El clan del oso cavernario, la V sesión del cinefórum “La ciencia en la gran pantalla”