Franz Kafka en la Universidad

Cuando en 1924 muere en su país de nacimiento el escritor y técnico de seguros Franz Kafka, deja el que pudiéramos llamar Testamento de Praga con una manda muy precisa: que se destruya su obra no editada. Es una idea muy Kafkiana, evidentemente, que encaja de manera perfecta con lo que fue su vida literaria y de imaginación, completamente disociada de su otra vida real – es un modo de adjetivar- de trabajador diario, lo que nos plantea el eterno problema de la situación vital e intelectual del creador, del demiurgo, simplemente del escritor artista que se sabe roto y, en ocasiones, debe elegir una de sus opciones irreductibles para resolver la dicotomía trágica.

Sigue leyendo Franz Kafka en la Universidad

“Lo que divide a los hombres es hablar la misma lengua”

Entrevista realizada para la Radio Universitaria

– Pregunta: Sr. Caro Baroja, querría empezar por preguntarle hasta qué punto el lenguaje tiene el poder de manipular a alguien:

– Respuesta: No claro, este es un problema muy antiguo y muy discutido y … acerca de lo que es la palabra en sí, y el lenguaje como sistema ideomático… pues hay muchas opiniones y casi siempre la opinión se divide en dos situaciones muy contrarias: hay gentes que opinan que el lenguaje es una vía de expresión y de ampliación de la inteligencia humana, una expresión fundamental de ella, cosa que es verdad, pero…

Sigue leyendo “Lo que divide a los hombres es hablar la misma lengua”

La novedad

en este siglo de la modernidad cuando se descubren y adoptan la mayor parte de puestos de vista con los que hoy nos posicionamos con respecto a la realidad. Es al final de este siglo cuando desaparecen las vanguardias y se asume una vuelta a la exploración de los caminos postergados de la modernidad. Y no porque ésta se haya agotado, sino porque vivida en su momento como algo nuevo y con la emoción propia de las épocas de grandes cambios, se pasó sobre ellos a gran velocidad.

Sigue leyendo La novedad

Escribo para el teatro…

Es tarea difícil resumir la propia obra dramática si queda tanto por hacer. Mi teatro es paradójico. Yo creo que todas las personas lo somos en alguna manera y en cierta medida.

Hace tiempo vengo luchando con mi obra, con los responsables de la administración, con los responsables de la administración, con el entorno adverso y sobre todo con la ignorancia progresiva, que es la peor enemiga de todo el que intenta aportar algo nuevo a lo que ya establecido en la normativa dramática. Siento un cierto recelo al escribir e insistir sobre la problemática que ahoga a la mayoría de autores teatrales.

Sigue leyendo Escribo para el teatro…

Apocalipsis

Hasta hace unos días yo creía –ingenuamente- que la posmodernidad era algo divertido, placentero y “lúdico”. Asociaba el término con las películas de Almodóvar, la movida madrileña, los sintetizadores y el diseño, sobre todo con el diseño, y era feliz. Eso hasta hace unos días. Un aciago anochecer de las pasadas Navidades, un amigo –que por supuesto ya ha dejado de serlo- me regaló un libro sobre el asunto que yo, agradecida, prometí leer con la debida atención. ¡Nunca lo hiciera!.

Barcelona Olímpica

Por primera vez en su historia, nuestro país será sede de la celebración del evento más popular que tiene lugar en el mundo. Ningún otro suceso tiene la capacidad de convocatoria de los Juegos Olímpicos. En directo, miles de personas presenciarán y millones contemplarán la ceremonia de inauguración, a la que asistirán presidentes de gobierno, ministros, y otras personalidades. Será ciertamente muy lúcida y todos no congratularemos de haber tenido la oportunidad de ver algo irrepetible.

En la ausencia del escritor Antonio Segado del Olmo

Pero hay hombres que no mueren nunca, sino que perviven como las raíces del paisaje y de las calles y se mezclan en las plazas, entre la gente, tejiendo una conducción umbilical en la memoria cotidiana que perdura y nos persigue amablemente, viviendo no solo en la geografía sino también en el interior, formando parte de la mitología cósmica personal.

Sigue leyendo En la ausencia del escritor Antonio Segado del Olmo

Miguel Hernández y El Torero más valiente : vocación poética de una “tragedia española”

La obra dramática de Miguel Hernández se distingue, entre otras características peculiares, por su manifiesta vocación poética constante, rasgo que el poeta oriolano intentó reducir en su búsqueda de un teatro “moderno”, truncada al final de la guerra civil, dando al traste con los ilusionados proyectos del joven dramaturgo.

Sigue leyendo Miguel Hernández y El Torero más valiente : vocación poética de una “tragedia española”